image host

image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host

Es sábado, hace calor y todos se encuentran en la piscina jugando con una pelota playera y por supuesto refrescándose, todos menos Mandy, ella es una señorita apática, oscura, asocial, siniestra y fría, no le gusta la diversión y mucho menos estar feliz, así que simplemente se conforma con estar cruzada de brazos en la silla tomando sol, con el paso del tiempo ha conseguido un asombroso cuerpo, enormes tetas caderas anchas y un culo delicioso, Grimm quien es la muerte y está atrapado por el resto de su existencia a Billy y Mandy quiere tomar algunos de los traseros que se encuentran en la pileta, además se mofa de la actitud de esta rubiecilla, considera que tiene miedo. Grimm está desesperado por follar, mirar todas esas mujeres en traje de baño lo colocan a mil, entonces Mandy decide ser picara, le muestra su vagina que está decorada por una capa de vello rubio y se estimula los pezones, aunque esta siniestra señorita estuviera cachonda, le pidió a la muerte que desapareciera a Billy, este chico tenia sumamente ganas de follar con su madre, pero Gladys no o dejaba, así que la Muerte le lanzaría el hechizo del dolor. Momentos después, Mandy estaba disfrutando de follar con el Grimm, mientras que, gracias a la hoz de este hombre, Billy podía follar con todas las mujeres de la pileta.